La tecnología de impresión tridimensional ha saltado del sector industrial a la biompresión de piel humana o la creación de comida. Continuar leyendo